sexta-feira, 3 de julho de 2009

«Cornudo»


Ai, ai. Eu gostava de voltar de férias e encontrar outras notícias. Mas é impossível passar ao lado deste destaque de hoje no El Pais, explicando com todas as letras o que os jornais portugueses parecem ter dificuldade em nomear:

«La fragilidad política del primer ministro portugués, José Sócrates, se agravó ayer con un escándalo mayúsculo en el Parlamento que provocó la dimisión del ministro de Economía, Manuel Pinho. Pésima señal en la recta final de la legislatura, a poco más de dos meses de las elecciones. La Asamblea de la República, en sesión plenaria, realizaba el último debate parlamentario antes de vacaciones sobre el Estado de la Nación, en el que la oposición en bloque, derecha e izquierda, condenó la política del Gobierno socialista. El diputado Bernardino Soares, portavoz del grupo parlamentario comunista, estaba en el uso de la palabra cuando desde su escaño en el banco del Gobierno el ministro Pinho gesticuló ostensiblemente, colocando sus dedos índice en la cabeza, para llamar cornudo al diputado comunista.
El debate era sobre la difícil situación que atraviesan las minas de cinc de Aljustrel, en la región de Alentejo. Soares dijo que el ministro había visitado aquella localidad para entregar cheques. Como respuesta, el ministro hizo el gesto que provocó una sonora protesta en la Cámara, sobre todo en los escaños comunistas y del Bloco de Esquerda, profundamente ofendidos. La cascada de protestas desde todas las filas políticas parecía interminable.»

3 comentários:

Anónimo disse...

Isto revela bem a fantochada que é a classe politica portuguesa.

Carlos Barbosa de Oliveira disse...

Apanhei esta notícia na Dinamarca via BBC ( a culpa foi do Michael Jackson...) e decidi retardar o meu regresso a portugal. Por agora, apenas uns minutos diários de Internet, para me ir aclimatando ao país. E que tal o G20? Gostatste?
No final da próxima semana estarei de regresso e depois falamos...
Bjkas

TZ disse...

este ministro sofria de dislexia insultuosa... foram uns cornos mal dirigidos, fez-me lembrar outra situação em que mandou comer papa maizena... inda se fosse cerelac .... é a vaidade, um pau de 3 bicos ;)